El vicesargento Óscar Rubén Giménez Colmán (24) se encuentra con pronóstico reservado y las próximas horas serán vitales para ver si se desinflama el cerebro, ya que tuvo un traumatismo encefálico grave.

El director médico del Hospital Militar informó en Radio Monumental AM que el vicesargento Giménez está con pronóstico reservado y los médicos ven cómo evoluciona. Está estable, ya que el parámetro de la presión aún está normal, dijo.

Indicó que las próximas 48 a 72 horas son claves para ver la evolución. Además sufrió una lesión en las vértebras a nivel L1, pero eso pasó a un segundo plano por el traumatismo de cráneo.

Destacó que el mismo haya sido llevado rápidamente al Hospital del Trauma, donde “se hizo todo lo que tenía que hacerse”. Quedó totalmente sedado y con respiración asistida.

Giménez sufrió un accidente poco después de las 9.00 del martes en el Comando del Ejército. El militar quedó herido tras caer de una altura de 30 metros cuando estaba reparando la punta del mástil y el cabo que lo sostenía se soltó.

Al caer al piso, recibió el impacto del guinche de la grúa, que cayó sobre una de sus piernas, por lo que le tuvieron que amputar la pierna izquierda.