Nacional jugó de grande y eliminó al poderoso Cruzeiro de Brasil desde el punto penal, inscribiéndose así en la segunda fase de la Copa Sudamericana. El portero Santiago Rojas estuvo con todas sus luces y se alzó con la magnífica clasificación de la Academia que hoy grita: ¡Nacional, Nacional Querido!

En el estadio Defensores del Chaco, Nacional y Cruzeiro animaron un partido a dientes apretados. Al todo o nada por el pase a la segunda fase de la Copa Sudamericana.
Entretenido de principio a fin, el marcador (2-1) en tiempo normal favoreció a la Academia y derivó la película a la definición desde los 12 pasos.

Ahí, en donde los arqueros son quienes están llamados a hacer historia, Santiago Rojas se lució tapando tres tiros y convirtiendo el suyo para sellar el 3-2 final que pone pilcha de grande al aguerrido cuadro de Barrio Obrero.

EL PARTIDO. De entrada el balón se asomó a los dos pórticos, y apenas cuando el cronómetro marcaba los 11′, la visita rompió el cero. Hasta entonces, los dirigidos por Mano Menezes habían optado por encarar su ataque desde el sector derecho.
Sin embargo encontraron el primero en una jugada accidentada, iniciada por la ala izquierda, y tras una pifia de Jonathan Santana que habilitó solo en el área a Thiago Neves. El centrocampista brasilero metió un puntazo y superó por completo la reacción del portero Santiago Rojas.

No obstante, el albo no se amilanó y buscó obsesivamente el empate. Así, sobre los 20′ Leonardo Villagra encontraría la paridad.

Otro error defensivo, esta vez en el área azul, facilitó que el derechazo aplicado por Villagra acabe en el fondo del arco protegido por Rafael.
De ahí en más, el equipo local fue quien manejó el trámite de la primera etapa, aunque sin éxito a la hora de finalizar las jugadas.
En la complementaria, Cruzeiro fue quien salió de vestuarios con la idea de tomar la iniciativa. El “Tiburón” movió las piezas y reemplazó al “Gato” García por José Ariel Núñez.

La Academia ganó fuerza en la zona medular y en la búsqueda de la victoria encontraría el segundo por obra de Adam Bareiro (62′). Un cabezazo de la nueva joya nacionalofica establecería el 3-3 en el global, resultado que hasta entonces forzaba la tanda de penales.

A falta de 15′ para el final del encuentro normal, el defensor Leo se iría expulsado por roja directa, luego de impedir que Adam Bareiro encare en solitario a Rafael. Cruzeiro a la desesperada intentaba evitar el zarpazo.
La historia se ponía inmejorable para los paraguayos. Torres mandó a Fredy “Zorro” Bareiro por Leo Villagra de tal manera a otorgar mayor peso al ataque. Con los hermanos arriba, la premisa era no llegar a la definición desde los 13 metros.
Tal situación no pude ser y finalmente todo quedó para la dramática película que inscribe a Nacional en la segunda fase de la Copa Sudamericana. Su próximo rival en el certamen se dará a conocer en el correspondiente sorteo a realizarse el futuro 2 de junio.